Sopas de verduras para Diabéticos

Sopas de verduras

Los diabéticos deben siempre llevar una vida saludable y basada en una dieta rica en todos los nutrientes y vitaminas necesarias para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Ante las subidas de azúcar, lo ideal es que se consuman alimentos que no contengan tantos azucares como es el caso de las verduras, las cuales contienen vitaminas y minerales esenciales para nuestro cuerpo como por ejemplo el potasio, magnesio, ácido fólico, y vitamina A. Por ser hidratos de carbono de carácter lento ayudan a mantener los niveles correctos de azúcar, pues el cuerpo trata más en hacer la absorción evitando los picos altos de azúcar.

Sopas de verduras Los diabéticos deben siempre llevar una vida saludable y basada en una dieta rica en todos los nutrientes y vitaminas necesarias para el

Una buena forma de introducir las verduras en la dieta diaria es a través de las sopas, que son un alimento parcialmente liquido donde se incluyen ingredientes como es el caso de las verduras. Este tipo de alimento se suelen introducir bien sea como plato principal o antes de la comida sólida.

 

Tipos de sopas de verduras

Al estar expandidas por el mundo, existen mucha variedad de sopas, por ejemplo:

  • Sopas de fideos, o cualquier otro tipo de pasta utilizada más que todo para darle consistencia.
  • Sopas continentales, que suelen venir en forma sólida o en polvo.
  • Sopas frías, como la sopa fría de garbanzos o la vichyssoise.
  • Sopas carne blanca como el pollo o el pescado.
  • Sopas de carnes rojas, como la carne de vacas.
  • Sopas de verduras, qué aunque la mayoría de las sopas tienen composición de verduras, algunas se basan totalmente en ellas para su creación.

Beneficios

  • La cantidad de agua que contienen ayuda a mantener el cuerpo hidratado de manera y recupera los minerales que se van perdiendo.
  • La mayoría de las sopas son calientes y ayudan a una mejor digestión, ya que con el calor los ingredientes se ablandan.
  • Las sopas son aptas para todo público.
  • La sopa constituye un alimento completo y balanceado ya que al estar compuesta de diversas verduras y a veces proteínas, proveen lo necesario de diversos grupos de alimentos.
  • Genera saciedad, pues la sopa con su gran cantidad de líquido hace que nos sintamos satisfechos y no recurramos a otro tipo de alimentos para estar llenos.
  • Suele ser barata y accesible, dependiendo de los ingredientes que contenga.
  • Son adaptables, por la variedad de temperatura que pueden tener es posible consumirlas en cualquier época.
  • Es una buena forma de incluir las verduras en la dieta.
  • Es de fácil preparación, pues ninguna sopa constituye una receta demasiado difícil y más cuando es de verduras. Cualquier persona puede aventurarse a la realización de una sopa.

Sopa de apio

Ingredientes

  • 4 ramas de apio.
  • 500 ml de agua.
  • 1 cebolla.
  • 1 pechuga de pollo.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 ajoporro.
  • Sal y pimienta.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen.
  • 1 ají dulce entero.

Elaboración:

  • Cortar la cebolla y el ajoporro.
  • Pelar y cortar los ajos.
  • En una sartén, agregar el aceite y poner a sofreír la cebolla, el ajoporro y ajo.
  • Cuando la cebolla se cristalice, apagar el fuego.
  • En una olla, colocar a hervir la pechuga de pollo junto al ají.
  • Añadir a la pechuga el sofrito hecho anteriormente, añadir sal y dejar unos minutos en el fuego cocinando el pollo. (Ir retirando la espuma que se acumule en la superficie)
  • Añadir las ramas de apio cortadas.
  • Retirar del fuego y llevar a la licuadora. El pollo debe estar deshuesado.
  • Colar para hacerla más fina.
  • Se puede acompañar con pan integral y queso fresco.

Sopa de verduras y fideos de calabacín

Ingredientes:

  • 1 zanahoria.
  • 2 papas.
  • 1 rama de apio.
  • 1 ajoporro.
  • 1 cebolla.
  • 3 dientes de ajo.
  • 1 calabacín.
  • 1 lt de agua.
  • Hojas ce cilantro.
  • Sal y pimienta.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación:

  • Lavar muy bien todos los ingredientes a utilizar.
  • Cortar la zanahoria, apio y papa en cubos pequeños.
  • Cortar la cebolla mínimamente, al igual que los dientes de ajo y el ajo porro.
  • Sofreír estos últimos con las cucharadas de aceite.
  • En una olla, poner a hervir la papa, zanahoria y apio una vez cortados.
  • Agregar el sofrito a la olla.
  • Añadir sal a gusto y dejar ablandar.
  • Rallar el calabacín en forma de tiras.
  • En mitad de la cocción, agregar el calabacín.
  • Cuando ya esté casi lista, añadir el cilantro y perejil.

 

Sopa de calabaza y pollo

Ingredientes:

  • 500 gr de calabaza.
  • 1 pechuga de pollo.
  • 1 rama de apio.
  • 1 ajíes.
  • ½ pimentón.
  • Sal y pimienta.

Preparación:

  • Elimina la grasa del polo y pon a cocer en agua junto a uno de los ajíes.
  • Cuando el pollo esté hervido, sacar la presa y conservar el caldo.
  • Retirar las semillas de a calabaza, lavar y poner a hervir en el caldo en que fue cocinado el pollo, junto a un poco de sal sin retirar la piel.
  • Sofreír con un poco de aceite el otro ají junto al pimentón cortado en trozitos pequeños.
  • En medio de la cocción de la calabaza añadir el sofrito, la pieza de pollo y el apio.
  • Salpimentar de acuerdo a tu gusto.
  • Tienes la opción de licuar la preparación para hacerla una sopa totalmente liquida o conservarla así tal cual.
  • En caso de quererla licuar, debes colarla para eliminar grumos.

Contraindicaciones.

Este tipo de alimentos se caracteriza por ser de bajas calorías, sin embargo, hay que:

 

  • No elaborar las sopas con caldos de pollos procesados o en forma solidad, pues aportan demasiada grasa y sodio a la preparación.
  • No basar la alimentación en las sopas, pues el nivel calórico no es el apto para lo que necesita el cuerpo.

This site is protected by wp-copyrightpro.com